Cocina y disfruta, con el corazón

Roadshow

Objetivo:

Presentar los últimos productos de Philips con los que poder realizar recetas saludables, las novedades en el área de iluminación y concienciar al público asistente de la importancia que tiene hoy en día que los espacios estén cardioprotegidos.

Estrategia:

A través de nuestro road show en Santander, Málaga y Barcelona, instalamos en las playas de esas localidades una carpa que dividimos en tres espacios para poder utilizarla como multiespacio. Bajo la premisa de promover unos hábitos de vida saludables, fomentar la buena alimentación, el ejercicio físico y mantener un corazón sano, creamos una serie de acciones en los que los productos Philips eran básicos. Los talleres de cocina saludable se convirtieron en una gran atracción para el público congregado en la playa gracias a la elaboración de recetas equilibradas en vivo con la participación de los asistentes.

Con la colaboración de la Asociación España Salud se impartieron clases de primeros auxilios en la que, junto a los DEA de Philips, explicamos a los asistentes cómo actuar en casos de extrema urgencia. Además se realizó un flashmob para hacer comprender de manera más didáctica la importancia del masaje cardiaco.

Nuestra carpa también contó con un espacio reservado para disfrutar bailando Zumba, que por la noche se convertiría en un pequeño chill out en el que se integraban las últimas novedades en iluminación de la marca. El relax fue absoluto gracias al cocktail lleno de vitaminas que preparamos con las batidoras y juicer de Philips en nuestra cocina.

Por si todo esto fuera poco, también se organizó un Torneo Solidario de Volley Playa en cada una de las playas a favor de “Menudos Corazones”. Debido a la gran participación se utilizaron 3 pistas y las competiciones se extendieron a lo largo de todo el evento. La colaboración con esta causa benéfica no quedó allí, ya que gracias al hashtag #PhilipsdeCorazon se donó un euro por cada tuit a la fundación de ayuda a niños y niñas con problemas de corazón.

Resultados:

Gracias a la labor de Philips en las playas de Málaga, Santander y Barcelona, se llegó a 5000 personas, aumentándose a 3 millones el número de personas que quedaron cardioprotegidas en estas ciudades.